¿Cuáles son sus prioridades como Director General de CONADESUCA?

Mis prioridades son atender lo que establece la Ley de Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar; además de fungir como facilitador en la relación que hay entre cañeros e industriales.

Como organismo del gobierno nos interesa que la agroindustria tenga estabilidad, comunicación, y la posibilidad de recibir propuestas para mejorar las condiciones de productividad y competitividad tanto de campo como de fábrica, además en el ámbito de mercado.

¿Qué es lo que ha aprendido recientemente y que hará para trabajar de forma distinta?

El sector tiene una gran virtud, tiene de respaldo para todas sus actividades la Ley de Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar, básicamente ahí están desarrolladas sus funciones que nos corresponde llevar a cabo. Lo que he aprendido es que tenemos un gran soporte para ejercer las funciones y que eso marca la pauta en términos de las actividades que podemos desarrollar, desde el gobierno para poyar al sector tanto a cañeros como industriales.

Es un sector que tiene sus diferencias en términos de las expectativas de que cada ámbito espera de su actividad productiva tanto el campo como la de fábrica, pero al final se debe ver como una unidad de negocio, que debe buscar el equilibrio y la armonía, para que sea una agroindustria que tenga sus componentes en un sentido estricto de ganar – ganar.

¿Cómo visualiza al sector de la Agroindustria Azucarera en México?

Visualizo una agroindustria estable, para los próximos años si es que nos corresponde seguir en esta posición, consolidada socialmente, diversificada, el escenario a cambiado y obliga a la agroindustria a no solo ver el azúcar como único producto prácticamente del mercado, sino una Agroindustria que tiene una materia prima de gran valor desde el punto de vista bioenergética, biomasa.

De la caña de azúcar se pude obtener una gran cantidad de productos y como tal no hemos aprovechado ese potencial de diversificación de productos derivados de esta materia prima.

Desde su punto de vista, ¿cuáles son los principales desafíos que afronta CONADESUCA? ¿Cuáles son los hitos de su trayectoria profesional que avalan su cometido actual como Director General?

CONADESUCA es un organismo donde le corresponde participar, impulsar, promover muchas actividades; no hay en términos de la ley un soporte para poder ejercer la autoridad que se esperaría que tuviese alguna de las iniciativas que son para bien del sector.

Es decir, en mi opinión tenemos injerencia en políticas públicas, sin embargo, no cuenta con los mecanismos formales y legales para ejercer, por ejemplo, algunas medidas que pudieran exigir el cumplimiento de acuerdos, todo lo hacemos en buena voluntad; aunque estén las sanciones no tenemos la facultad para poder ejercerlas, lo ideal sería que no fueran necesario,   pero hay circunstancias que ameritan que hubiese mayor posibilidad de ejercer mecanismos  de autoridad en el buen sentido de la palabra para que se alineen quienes están fuera de la líneas que son acuerdos del propio sector, por ejemplo las exportaciones, acuerdos para desarrollar actividades que se tenga  para el bien del sector.

He trabajado por 35 años en temas del sector. Soy de una región cañera, mi padre trabajo en un ingenio azucarero toda su vida productiva, estoy prácticamente desde que nací dentro del sector. En mi desarrollo profesional realice una carrera como Ingeniero Agrónomo con especialidad en Industrias Agrícolas, elabore mi tesis doctoral sobre el Impacto del Tratado de Libre Comercio en el sector azucarero. Durante muchos años he estado trabajando desde la parte académica, asesoría y consultoría en algunos ingenios y para el sector gobierno en muchos ámbitos; inclusive de naturaleza internacional que han requerido mi participación.

¿Existe una estrategia definida para impulsar el crecimiento y la sustentabilidad en el sector?

Si hay una estrategia definida, especialmente tenemos como antecedente el  Programa Nacional  de la Agroindustria de la Caña de Azúcar (PRONAC) , este sería el tercer PRONAC  que estamos armando; nos tocó ser facilitadores de esta mesa sectorial,  el trabajo que hicimos con el sector cañero,  participación de  directivos de los ingenios, la Cámara Nacional de la Industria Azucarera y Alcoholera, se enfoca a  un trabajo  sistematizado teniendo  propuestas de acciones que van estructurarse en estrategias, que deben  estar alineadas al Plan Nacional de Desarrollo, que permitirán hacer un PRONAC para el 2019-2020, con características más claras de lo que sí se puede hacer, permitiendo medir el avance, las metas, a través de un indicador de desempeño del sector. Al gobierno le corresponde ser el promotor que impulse actividades, que muchas de ellas corresponden al campo, los ingenios y por supuesto de la parte comercial.

¿Qué valora más de los reportes de sus subordinados?

Valoro la experiencia; el organismo se creó hace 10 años justamente con la Ley del Desarrollo Sustentable de la Caña, los colaboradores tienen experiencia desde ese tiempo, con esto facilitan mi labor en términos de que saben que es lo que se tiene que hacer y cómo desarrollarlo.

Se debe incorporar algunos procesos innovadores en los términos de la dinámica misma, generando que cada área tenga mayor valor agregado a la función del CONADESUCA; esa es la tarea que a mí me toca fortalecer, promoviendo un ambiente de participación, comunicación y motivación para generar más valor agregado en la parte de Política Comercial, la parte de Estadística, Proyecciones,  Eficiencia Productiva e incluso con la aparte de la labor del área jurídica, todas tienen  un gran potencial por  las personas que encabezan cada una de estas.

Me gusta que han visto con buen ánimo mi participación y la exhortación a sacarle más jugo a esa experiencia.

¿Cómo puede CONADESUCA trabajar y coordinarse con los miembros de la agroindustria azucarera de México y con los demás actores fundamentales, ya se trate de proveedores de información, intermediarios o usuarios finales?

Tenemos varios mecanismos en el cual captamos información, la sistematizamos y generamos una serie de reportes que son públicos en la página de CONADESUCA y esa es una forma de hacer llegar la información a zonas cañeras, productores cañeros, ingenios, asociaciones, además de los materiales de consulta de la parte comercial.

Por ejemplo, en la parte de mercado recibimos información del mercado doméstico interno y del mercado hacia el exterior, la información que se publica diariamente menciona cómo se comportan los precios siendo información útil, oportuna, y veraz para los tomadores de decisiones.

Aparte de los análisis que se hacen, por ejemplo: los estimados de acuerdo de la información que recibimos de los ingenios, nos ayuda a proyectar cuánto va a durar la zafra, cuánto es lo que se espera de azúcar y el gobierno federal utiliza esa información para identificar áreas de oportunidad donde se puede canalizar dentro de sus facultades apoyos para el sector según las necesidades y con las limitantes de recursos que hay.

¿Qué opina de la Asociación de Técnicos Azucareros de México y que relación puede llegar a tener con ellos?

Puedo opinar desde la parte técnica que su mayor valor es que se ha mantenido a pesar de sus altibajos;  puede fortalecerse a través de las herramientas que tiene, una de ellas es la propia Revista para darle un énfasis de corte científico, no quiere decir que la otra parte sea menos importante sino que con una revista,  que pudiera integrar artículos de naturaleza científica  su difusión crece, y probablemente sea una Revista especializada que pueda difundir innovaciones, paquetes tecnológicos que se generan aquí o en otros lados y que realmente aumente su  impactando en el sector, permitiendo integrar muchas áreas entre ella social, técnico, económico; es una agroindustria que integra muchos factores donde ninguno se escapa, en cada uno de esos aspectos hay temas que se deben dar a conocer.

Nos interesa que sea una ventana de oportunidad para difundir algunos aspectos; nos interesa que tengan ese medio para acercarlo a los actores de la agroindustria o fuera de ellos, por ejemplo, consideramos que el tema de la diversificación del aprovechamiento de la caña de azúcar en particular.  El usar la caña de azúcar para producir el etanol es un tema que se ha tenido muchos intentos se ha hecho mucho trabajo, pero  que finalmente no ha a aterrizado por razones múltiples  y la principal que hemos visto es que no había una decisión desde la máxima autoridad de este país, en términos del gobierno y que ahora hay una visión diferente, ahora hay interés de ese nivel que se aproveche ese potencial que tiene  la caña y que ayude en cierto sentido  a incorporar un biocombustible con ventajas en términos de oxigenante en principio, generando también mayores oportunidades de empleo, una mayor   derrama económica, y mitigue un poco el desequilibrio que hay en términos  de  la oferta y demanda de azúcar,  tenemos un excedente de azúcar y si no le buscamos una alternativa  al uso de la caña, puede generar un conflicto al interior como ha pasado en otros años.

Usted acaba de empezar este trabajo, pero mirando hacia el futuro, ¿cómo le gustaría que se reconociera a CONADESUCA al final de su mandato?

Que se reconozca como una función que le dé estabilidad al sector, porque si hay estabilidad lo demás se va eslabonando. Pero también me interesa mucho que trascienda el sector en este tema de diversificar el uso de la caña de azúcar; estoy convencido de que si no incursionamos en la diversificación  y el aprovechamiento de la caña y nos quedamos exclusivamente como productores de azúcar a partir de  caña , si se puede complicar el escenario del sector porque es evidente que a  nivel mundial y en el mercado nacional  la participación relativa del consumo de azúcar está a la baja, hay una contracción del consumo de azúcar por múltiples factores, hábitos de consumo, cuestiones de salud, por efecto sustitución, por moda, son múltiples, no es un solo factor, sino dimensionamos muy bien que hay una gran cantidad de caña que ya no tiene mercado de azúcar si se corre el riesgo que entremos en una etapa de crisis, debemos  tener un deshojo para que no se limite la producción de caña del campo mexicano a solo azúcar, sino aprovecharlo a otros derivados. 

¿Podría enviar un mensaje al gremio azucarero de México?

Si, en mi opinión necesitamos que cada uno de los actores que participan en esta importante agroindustria este consiente de que estamos en un nuevo escenario, donde necesitamos tener claro que el futuro de esta actividad productiva no va a depender de un precio de la caña que como hasta ahora ha sido muy bueno, necesitamos pensar en un precio competitivo, porque la presencia de sustitutos entre ellos el jarabe de maíz de alta fructuosa, y los propios sustitutos hipocalóricos están buscando que segmento del mercado tradicional del azúcar ocupar y en el negocio de la industria que usa edulcorantes en general, dicta que tipo de edulcorante se va a usar y se va a usar el que sea más barato.