En el mensaje de bienvenida al segundo encuentro de gestión fitosanitaria de la caña de azúcar de la Dirección del Centro Nacional de Referencia Fitosanitaria (CNRF), se enfatizó su compromiso de cooperación con el sector cañero como parte de su misión y visión en temas de vigilancia fitosanitaria, análisis de riesgos y diagnóstico de las enfermedades y plagas que amenazan el cultivo de la caña de azúcar.

El Presidente del ATAM Ing. Fernando Martínez Sánchez, continuó con una semblanza de la misión y visión de la Asociación de Técnicos Azucareros de México (ATAM) y su participación en la difusión e intercambio de conocimientos entre instituciones académicas, gubernamentales y privadas, nacionales e internacionales, en beneficio de los técnicos de la Agroindustria Azucarera de México.

Los problemas fitosanitarios de la caña de azúcar y los avances de su manejo ecológico, visto desde la perspectiva de los técnicos que cotidianamente conviven con el cultivo, fue expuesto magistralmente por el M.C. Genaro Pantaleón Pulido, Superintendente de campo del ingenio Central Motzorongo. En este sentido, continuó la Ing. Ana Martha Cuellar Tule, personal técnico de la Dirección de Protección de la Dirección de Sanidad Vegetal de SENASICA, dio a conocer la participación del SENASICA en el manejo fitosanitario de barrenadores del tallo de la caña (Diatraeamagnifactella y Eoreumaloftini), de mosca pinta (Aenolamia spp.) y Roedores en caña de azúcar, a través de los Comités Estatales de Sanidad Vegetal de los estados de Chiapas, Morelos, Tabasco y Quintana Roo.

Los Doctores Andrés Quesada Salinas y Candelario Santillán Ortega, del Grupo de Especialistas Fitosanitarios de la Dirección de Sanidad Vegetal del SENASICA, mencionaron la importancia de los Planes de Acción para las plagas y enfermedades reglamentadas en México, que son acciones de aplicación urgente y coordinada de medidas de contención, supresión o erradicación de plagas o patógenos que se introducen a nuestro país y amenazan la producción agroalimentaria. Los Planes de Acciones se basan en información del riesgo de la plaga, de ello informó la M.C. Daniela Bocanegra Flores, Coordinadora del Departamento de Análisis de Riesgo, quien marcó la importancia de categorizar las plagas asociadas al cultivo de la caña de azúcar y los requisitos fitosanitarios vigentes para el intercambio de material (yemas y tallos) entre nueve países. Poniendo foco en 45 plagas cuarentenarias, cinco bacterias, dos fitoplasmas, ocho hongos, 18 insectos, un nematodo y 11 virus.

Los especialistas del Área de Diagnóstico Fitosanitario expusieron la importancia de diagnosticar adecuadamente a los fitopatógenos de la caña de azúcar como sustento de los programas de control, iniciando con las bacterias, su sintomatología, técnicas de aislamiento, caracterización morfológica, bioquímica y fisiológica, análisis serológicos y moleculares y principales enfermedades bacterianas de la caña de azúcar como escaldadura de la hoja (Xanthomonas albilineans), gomosis de la caña (Xanthomonas axonopodis pv. Vasculorum), marchitez de Stewart (Pantoea stewartii subsp. Indologenes), raquitismo o acaparamiento de la caña (Leifsoniaxylisubsp. Xyli), raya roja de la hoja y pudrición apical del tallo (Acidovorax avenae), entre otras.  Siguieron los virus fitopatógenos, particularidades de su nomenclatura, técnicas de detección, mecanismos de transmisión, distribución de las principales enfermedades virales de la caña de azúcar, como el mosaico de la caña de azúcar (Sugar cane mosaic virus SCMV) y hoja amarilla (Sugarcane yellow leaf virus SCYLV). En seguimiento, se expuso la importancia del diagnóstico de enfermedades fungosas de la caña de azúcar, como roya café (Puccinia melanocephala), roya anaranjada (Puccinia kuehnii) y roya africana (Macruropyxis fulva) actualmente ausente en los cañaverales mexicanos.                                                      

En el caso de los nematodos fitoparásitos de la caña de azúcar, se mencionó que existen en el mundo 310 especies asociadas con pérdidas en el rendimiento de los campos cañeros, entre los géneros más comunes se encuentran Pratylenchus, Helicotylenchusy Tylenchorhynchus, Meloidogyne, Xiphinema, hoplolaimus, Paratrichodorusy y Trichodorus.

En el tema de roedores plaga de la caña de azúcar se expuso la operatividad metodológica del Programa de Manejo de Roedores con Bases Ecológicas (MRBE) y su correspondencia con los objetivos, principios, criterios e indicadores de conservación de la biodiversidad, mantenimiento de los servicios del ecosistema y principios de sostenibilidad que demandan los estándares internacionales de calidad en producción agroalimentaria.

Finalmente participó el Área de Vigilancia Epidemiológica y expuso el tema del papel de la vigilancia en la sanidad de la caña de azúcar, como estrategia de prevención temprana de las plagas de importancia cuarentenaria y de importancia económica, así como su caracterización, mapas de riesgo y estatus fitosanitario. Se mostró, además, el Sistema Integral de Referencia para la Vigilancia Epidemiológica Fitosanitaria y el mapa de seguimiento en tiempo real.                                                             

Al evento asistieron directivos de la Asociación de Técnicos Azucareros de México ATAM, representantes del Comité Nacional para el Desarrollo Sustentable de la Caña de Azúcar CONADESUCA, así como del comité ejecutivo nacional de la Unión Nacional de Cañeros A.C.- afiliado a la Confederación Nacional de Productores Rurales CNPR y de la Unión Nacional Productora de Caña de Azúcar, CNC A.C. También se contó con la asistencia de técnicos de campo de los ingenios: Melchor Ocampo, José Maria Morelos, en Jalisco; Industrial San Cristóbal, Central Motzorongo, Compañía Industrial Azucarera, en Veracruz; Compañía Azucarera La Fé, en Chiapas y Atencingo, en Puebla. Se acordó fortalecer los vínculos de colaboración entre el CNRF- SENASICA y el ATAM, integrando en una siguiente etapa a CNPR, CNC, CONADESUCA y a Instituciones de Investigación relacionadas con el cultivo de la caña de azúcar.