Lic. Hendrik Begemann
Ing. Ignacio Nava Herrera

Stern Ingredients Méxicoes una sociedad filial del grupo internacional Stern-Wywiol Gruppe, formado por un total de once empresas de ingredientes funcionales. En Ciudad de México (Tlalnepantla) contamos con un centro tecnológico para diferentes aplicaciones y nuestras instalaciones cuentan con certificación FSSC 22000. Tenemos acceso directo a los laboratorios técnicos de aplicación del Stern-Wywiol Gruppe en Hamburgo, Alemania y estamos en condiciones de desarrollar una solución específica para cada desafío y cada cliente. El Stern-Wywiol Gruppe fue establecido en 1980, su oficina corporativa se encuentra en Hamburgo, Alemania. El grupo atiende al mercado mexicano desde 1996 y a partir de Septiembre 2008 se funda Stern Ingredients México.
La industria azucarera es uno de los mercados donde ofrecemos soluciones para ayudar a optimizar la producción, el rendimiento y la calidad del azúcar, a partir de nuestras enzimas Amilasa y Dextranasa.

Lic. Hendrik Begemann, Director General de Stern Ingredients México.
Ing. Ignacio Nava Herrera, Director Comercial de Stern Ingredients México.

En este contexto de pandemia y cambio de situaciones para toda la agroindustria azucarera del país para Stern Ingredients México:

¿Cuáles son los retos y/o cambios más importantes para actualizarse a las necesidades de la industria azucarera en México?
Ignacio Nava: Fue adaptarnos a las nuevas formas de comunicación, con la finalidad de contrarrestar la imposibilidad de visitar a los ingenios a través de nuestra gente que hace el vínculo; nos dimos a la tarea de organizar junto con ATAM y en algunos grupos de ingenios sesiones para poder transferir y/o actualizar algunos temas que han sido de interés.
Además de incrementar en diferentes medios algunas publicaciones dirigidas hacia la industria, por ejemplo: posteos en redes sociales, organizar información técnica para hacerla llegar a la industria, entre otros.
Hendrik Begemann: Así es, en una gran parte la comunicación a detalle con nuestros clientes en la industria, ha sido fundamental; porque las restricciones o bien los riesgos involucrados para viajar han impedido mantener esas relaciones y dar el servicio requerido vinculado a nuestras soluciones que ofrecemos para la industria y la digitalización acelerada por la pandemia hizo que se realizarán webinars y más contacto virtual.

¿Han cambiado las necesidades de los ingenios en México?
Ignacio Nava: Si, hemos visto un cambio importante, un aspecto ha sido la rapidez. Los ingenios y algunas industrias demandan más rapidez en sus productos y soluciones; respuesta que esperan de los proveedores o socios comerciales.
Es un cambio hacia la demanda de la respuesta rápida. Sabemos que la caña es un cultivo de origen natural siendo la materia prima para el ingenio, de ahí deriva todo para el proceso de fábrica, al ser un producto natural está a expensas de condiciones ambientales, entonces, yo diría que el ingenio se va adaptando a esas necesidades y condiciones; que si hoy la cosecha que ya termino, digamos la zafra previa, requerirá mayor disponibilidad de productos en el ingenio de un costo más accesible, servicio acompañado, servicio técnico, con mayor rapidez en todos los sentidos; por consiguiente, no puede tener en almacén producto para la siguiente zafra, tiene que recibir el producto cuando lo amerita específicamente. Hoy en día el ingenio es más selectivo en pedir y en buscar los ingredientes o los insumos que requiere en el momento que lo necesita, por lo tanto, no compra para la zafra siguiente, el va comprando y demandando conforme la caña está llegando al ingenio.
Entonces, que ha cambiado, la necesidad de tener rápido un producto disponible a un costo accesible, que cumpla con las regulaciones internacionales, siendo otro cambio que también han tenido los ingenios; ya que mucha de su producción se exporta a otros países en los cuáles la regulación de ese país le demanda cumplir ciertos estándares; entonces está el tema del Tratado de Libre Comercio no solo hacia EEUU y Canadá también hacia Latinoamérica, por lo tanto el ingenio ha tenido que estar a la par de esos acuerdos comerciales para poder ser más competitivo y poner su producto en esos mercados.
En estos pocos años que llevamos en la industria, notamos que el cambio se ha visto muy acelerado, sin embargo, va de la mano con socios comerciales como nosotros u otras empresas que tienen una infraestructura que les permita responder en tiempo y forma a esas necesidades.

¿De qué forma instituciones como ATAM contribuyen y/o mejoran la interacción entre Stern Ingredients México y los ingenios azucareros?
Ignacio Nava: ATAM como asociación principal o única en este sector en México, integran a toda la industria, para nosotros como empresas poder participar con soluciones, con alternativas para el sector azucarero. Nos ha permitido en este tiempo que tenemos cerca de ustedes colaborando una mayor interacción con los ingenios que existen en el país, mejor alcance para poder llegar a ellos con la finalidad de que nos conozcan, estando presentes en la Convención y EXPOATAM, ahora en los webinars, anteriormente en las mesas de trabajo con los técnicos azucareros y la revista; juntos hemos avanzado para llegar a cualquier ingenio que tiene interés de manera técnica o soluciones que podemos ofrecer.
Hendrik Begemann: Los eventos, la página web del mismo ATAM, son una excelente base y plataforma para enlazarnos con los clientes actuales y/o conocer nuevas personas en el medio, no solo de los mismos ingenios sino también gente involucrada en el sector, creo que eso es lo importante y ahí es donde realmente contribuye la ATAM al vínculo entre nosotros y otras empresas.

¿Actualmente Stern Ingredients México se encuentra desarrollando estrategias y/o productos que deban llamar el interés de industriales, técnicos y productores para hacer más rentable y sustentable la industria azucarera?
Ignacio Nava: Nuestro interés de participar en este sector ha sido justamente porque tenemos soluciones que no solo en México, han beneficiado. Somos parte de un grupo de empresas a nivel global que participamos o participan cada una de estas empresas en diferentes mercados de la industria alimenticia y tenemos una infraestructura global que permite desarrollar una solución específica para cada desafío y cada cliente.
En el sector azucarero tenemos soluciones que a los ingenios les ayuda a ser más eficientes en sus procesos: por un lado ahorrar costos o evitar costos innecesarios en el proceso de producción o en la fabricación de la misma azúcar y evitar trabajos extras, evitar multas; por ejemplo: hablamos de regulaciones, nuestras soluciones les ayudan a los ingenios a cumplir especificaciones de empresas que exportan productos a otras regiones o países, entonces, si podemos decir que tenemos soluciones y productos que ayudan al ingenio, a solventar por un lado la parte económica, hacer más eficiente su proceso pero también a competir bajo regulaciones internacionales.

¿Cómo participa Stern Ingredients México, en propuestas, productos, ante acuerdos comerciales con otros países, como el T-MEX?
Ignacio Nava: Como comentaba, un punto son las regulaciones internacionales, nuestros productos son ingredientes, son soluciones que a nivel internacional cumplen con esta reglamentación propiamente y de esa manera permitimos a los ingenios participar a través de exportaciones de su producto, a otras regiones, a otros países siendo más competitivos en un tema de comercio exterior, principalmente seria por esa forma.
Tenemos productos que prácticamente son catalogados incluso en tema de etiquetado; en el caso del azúcar hay una regulación nacional que les da la referencia de que ingredientes usar, hasta que niveles es permisible usarlos en el proceso y nuestros productos lo cumplen.

Stern Ingredients México ¿cuenta con distintivos y/o certificaciones nacionales e internacionales?
Ignacio Nava: En nuestro caso al estar inmersos en la industria alimenticia, todas nuestras soluciones van a diferentes sectores de la misma; nuestro enfoque está más orientado a cumplir la parte de la Inocuidad Alimentaria, contamos con la certificación FSSC 22000, las siglas FSSC proceden de la traducción en inglés de Food Safety System Certification; es un esquema de certificación de Gestión de Seguridad e Inocuidad Alimentaria, esto permite a nuestros clientes tener confianza en nuestros productos.
Esta es la certificación a nivel internacional que nos avala y nos regimos como empresa, cuidamos la inocuidad de lo que fabricamos y entregamos a cualquier industria de alimentos; todos nuestros clientes que nos auditan o revisan nuestros procesos, es bajo esta certificación, por el giro que tenemos; no utilizamos otro tipo de ingredientes, nos enfocamos a la parte interna del proceso, inocuidad, garantías de abasto, aseguramiento de la calidad de los productos que hacemos es bajo esta norma.
Hendrik Begemann: El tema principal es la calidad de inocuidad alimentaria que se cubre o abarca esta norma, no solo se trata de calidad y seguridad alimentaria sino también de la excelencia y buenas prácticas en los diferentes procesos involucrados dentro de nuestra empresa, no solo para producir, sino en todas las áreas, por ejemplo: área de compras para la adquisición de materia prima, producción, recursos humanos, diferentes procesos y más están involucrados o están cubiertos por parte de esta norma.
Respecto a esta certificación cabe mencionar que cada año hay actualizaciones a la misma norma y con esas actualizaciones también hay nuevas exigencias, nuevos parámetros a cumplir y eso nos lleva a estar en constante desarrollo y mejora continua con respecto a la calidad de los productos, calidad y excelencia en los diferentes procesos.

Desde su perspectiva, ¿Cómo se ha desarrollado el crecimiento de ATAM a través de los años?
Ignacio Nava: Como asociación ha tenido un crecimiento y auge importante, tenemos poco tiempo de habernos incorporado, se puede decir como miembros de ATAM.
Participando como expositores en la Convención hemos visto mayor asistencia no solo de participantes y asistentes nacionales, he visto también el interés de colegas extranjeros que vienen al evento, por ejemplo: nuestro propio grupo participa o nos visitan para ir al evento juntos y cada vez hay más interés en los temas se van a dar cuando vienen colegas de Latinoamérica.
Considero que ATAM si ha tenido un crecimiento relevante, sobre todo por la aportación que han venido haciendo a la industria a través de eventos que cada vez son más interesantes para el sector, es decir, las mesas de trabajo, – recuerdo que antes de la pandemia, los temas que se presentaban eran los que le interesaron a la industria en ese momento, por ejemplo: si era un problema de microbiología en ese instante se enfocaban en dar a conocer información y en algunos casos nuestros colegas técnicos participaban-.
ATAM ha ido buscando esos nexos y/o creando interés en la industria azucarera para exponer temas y presentarle a los socios, a sus aliados alternativas que pueden ayudarle a resolver problemas técnicos, de regulaciones e incluso de comercio exterior; por lo tanto, esto es un conjunto de piezas que suman, dónde ATAM junto con las empresas, los técnicos e incluso las universidades que participan también en eventos de este tipo, contribuyen dando un mayor auge a la Convención, hoy en día también a los webinars y a la revista.
Seguirá la necesidad en la industria por tener alternativas, soluciones y apoyo para temas regulatorios o de otra índole y pues ATAM es el conducto para proveer esto.

¿Qué anécdota recuerda especialmente de su relación estratégica con la ATAM?
Hendrik Begemann: Como lo comentaba Ignacio, todavía no llevamos tantos años como miembros tal vez como otras compañías, pero realmente para mí es algo importante que a través de la plataforma de ATAM (ya sea la Convención principalmente, el directorio, sus redes sociales, la revista) nosotros creamos los contactos con la gran mayoría de nuestros clientes y enlaces que tenemos hoy en día entorno a la industria azucarera.
Entonces, como mencionaban antes, dentro del rol de ATAM; para nosotros fue clave y creo que es justamente su función o el gran beneficio de cómo contribuye a nuestro éxito de alguna manera también en la misma industria, eso para mí es clave, siempre vamos a saber que los primeros contactos y nexos los hicimos a través de la ATAM.
Ignacio Nava: coincido.